Como cada 5 de marzo desde 1998 se conmemora el día mundial de la eficiencia energética. Muchas veces la conmemoración tiene por objeto renovar un reclamo o simplemente recordar, hacer que la población no olvide algo que se considera importante. Por ello, durante el Primer Encuentro Internacional sobre Eficiencia Energética realizado en Austria, se acordó establecer un día específico, simbólico, con el propósito de reflexionar y tomar conciencia sobre la importancia del uso responsable de la energía.

Contrariamente a lo que algunos piensan, la eficiencia energética no implica resignar o perder confort. Cuando hablamos de eficiencia energética, hablamos acerca de poner en práctica acciones concretas que permiten reducir el consumo de energía sin perder la calidad de vida.

En la publicación “Perspectivas energéticas mundiales” del World Energy Council se menciona que la eficiencia energética continúa mejorando en todo el mundo, pero también indica que, a pesar de los significativos avances, se puede y debe hacer mucho más para mejorar la eficiencia energética.

La eficiencia energética es la una de las acciones centrales para mitigar el cambio climático, es una de las estrategias principales para lograr transiciones energéticas hacia una matriz energética limpia. Pero por sobre todas las cosas es usar inteligentemente la energía y lo bueno de esto es que todos podemos contribuir y hacerlo posible.

 

 

Andrea Afranchi

Coordinadora del grupo Eficiencia Energética

de la Comunidad de Líderes Energéticos

1
Otras
Sponsored by

Comentarios

*