Mientras que en nuestro país todo parece tratarse de estar en uno u otro lado de una grieta insalvable, en estos días, tenemos en Buenos Aires la posibilidad de conocer la experiencia alemana en esta exposición itinerante. Auspiciada por la Embajada de la República Federal de Alemania, del 22 de octubre al 04 de noviembre, se exhibe, en el Hall de las Reformas de la Facultad de Derecho de la UBA, la Exposición Intinerante, Energiewende sobre la Transición Energética en Alemania. Hernán Astesiano, Socio Gerente de FIXIT Group e integrante de la Comunidad de Líderes Energéticos del CACME (Comisión Argentina del Consejo Mundial de Energía), visitó la expo y relata su experiencia en esta nota.

El CAI realizó una Jornada sobre Extracción de Litio
El Centro Argentino de Ingenieros organizó la conferencia sobre "Extracción y uso de litio". El objetivo del encuentro fue dar a conocer alternativas de procesos tecnológicos para la obtención de litio,  promover la difusión de posibilidades, ventajas y campos de aplicación de cada proceso. Participaron reconocidos profesionales, quienes hicieron su aporte a través de teleconferencias realizadas desde Israel, Chile y Salta.

Vaca Muerta modificará positivamente el paradigma energético de la Argentina, según el consultor Alberto Lavaller, quien destaca la creciente importancia del gas natural como hidrocarburo amigable con el medio ambiente.
Los recursos no convencionales de Vaca Muerta reafirman a la Argentina como un país gasífero más que petrolero. Así lo cree Alberto Cisneros Lavaller, CEO de Global Business Consultants (GBC), para quien todas las estrategias y políticas energéticas a nivel nacional deberán apuntar en esa dirección convergente.

En su informe ‘Vaca Muerta: ¿Hacia un nuevo paradigma energético?’, el especialista resalta la gran oportunidad de revisar y replantear las opciones para impulsar una nueva matriz de energía local que tome en cuenta las diversas fuentes disponibles, a la par de encaminar el crecimiento energético optando por un mejor vínculo con el medio ambiente. “Este dilema ya no se puede resolver solamente con una visión simplista de abastecerse con más petróleo o más gas natural. El cambio de paradigma energético –necesario e inevitable– puede ser también difícil, costoso y lento si no se logra articular un modelo eficiente de consumo de energía para el desarrollo y una adecuada política de Estado que abra genuinas oportunidades de participación a los diferentes actores que operan en el mercado”, argumenta.

Lavaller //“El gas natural habrá de jugar un rol fundamental como fuente de suministro seguro a mediano y largo plazo, sobre todo teniendo en cuenta los 802 TCF técnicamente recuperables de Vaca Muerta”

En este escenario, indica, no hay dudas de que el gas natural habrá de jugar un rol fundamental como fuente de suministro seguro a mediano y largo plazo, sobre todo teniendo en cuenta el reservorio gasífero que representan los 802 trillones de pies cúbicos (TCF) técnicamente recuperables de Vaca Muerta. “Es innecesario destacar la gran importancia del gas natural para la generación eléctrica que permitiría desplazar a los otros derivados líquidos del petróleo como combustibles más contaminantes en la industria termoeléctrica”, acota el consultor. Un 25% de las reservas de la formación, cuantifica, podría brindar autonomía para aproximadamente 195 años de consumo, a las tasas de uso actual. “Este potencial es tan grande que no sólo se satisfaría la demanda interna, sino que existirían excelentes oportunidades de exportación en los mercados internacionales. Habría que realizar los estudios de mercado correspondientes”, subraya.

Reglas de juego

En las próximas décadas, anticipa Lavaller, el mundo estará encaminándose hacia el incremental consumo de fuentes renovables. “Y el hidrocarburo más limpio que más se empleará como combustible de transición hacia esa nueva era verde será el gas natural. Particularmente, la Argentina tiene todos los recursos para lograr esa adecuada transición energética”, sentencia. A su criterio, hoy se ve un claro intento de generar una apertura de la industria nacional al capital privado. “En este sentido nos recuerda a algunos enfoques latinoamericanos exitosos, como la apertura petrolera venezolana de los años 90 y la más reciente política colombiana de 2005-2006”, compara.

Por otro lado, opina, se ha producido una alineación entre instituciones públicas, una empresa semi-estatal, los operadores privados y los trabajadores con sus sindicatos que auspician un entorno favorable. “Mucho se ha logrado con las acciones tomadas, como el levantamiento del control cambiario, el sinceramiento del tipo de cambio, la apertura de las exportaciones e importaciones y la eliminación de retenciones y aranceles, entre otras. Pero del mismo modo deben establecerse de manera certera las reglas de juego empleando medidas que permitan evitar impactos negativos al país”, sugiere.

Cuatro lineamientos

Según el trabajo de Lavaller, cuatro son los grandes lineamientos para la búsqueda de un marco de soluciones que pueden darle a la Argentina un cierto grado de seguridad energética. El primero de ellos tiene que ver con “continuar con la definición de una política de precios y un marco legal que incentiven la exploración de gas natural y petróleo, tanto convencionales como no convencionales”. En segundo término, agrega, debe recuperarse paulatinamente el precio final del gas natural a boca de pozo en las cuencas productivas que aún no han agotado su potencial exploratorio y de desarrollo. “Con mejores precios se observaría un incremento significativo de las reservas probadas y se incentivaría la exploración y producción de otros campos gasíferos”, estima.

Una tercera prioridad, expresa, estriba en el avance de la exploración y el desarrollo de proyectos de gas y petróleo no convencional mediante la asociación de YPF y otras petroleras locales con compañías internacionales de reconocido know-how en la materia. “Está claro que la Argentina sólo podrá monetizar las reservas de hidrocarburos no convencionales que yacen en las Cuencas Neuquina y del Noroeste para convertirse en un importante productor y exportador si atrae las inversiones requeridas”, asevera. Para finalizar, afirma, se hace imperativo explorar la plataforma marina con nuevas técnicas y equipos. “De ese modo será posible determinar confiablemente cuál es el potencial hidrocarburífero que ofrecen las áreas offshore”, concluye.

Fuente: Revista Petroquímica

El Parque Eólico Manantiales Behr está ubicado en la cuenca del Golfo San Jorge, en la provincia de Chubut. YPF lleva adelante el proyecto, emplazado en el yacimiento de la empresa. Con él, la petrolera estatal argentina busca abastecer de energía a su mercado eléctrico mayorista. Asimismo, estima una vida útil de 20 años.

La obra consiste en la construcción y operación de 30 aerogeneradores para la producción de energía eléctrica. Asimismo, ocuparán un territorio total de 20 km cuadrados y tendrán una potencia total de 100 MW. La energía generada, equivalente al consumo de 130.000 hogares, se integrará al Sistema  Argentino de Interconexión.

Es el primer parque eólico de YPF y ,en su primera etapa, significará una inversión de 120 millones de dólares,. Cada aerogenerador producirá 3,4 MW y ocupará 200 metros cuadrados.

Aspectos ambientales

La evaluación ambiental previa determinó que, en su mayoría, el índice de impacto negativo es bajo (de un 40%) mientras que los impactos moderados alcanzan el 23%. Sumado a esto, el 37% de los impactos evaluados recibieron una valoración positiva.

Sin embargo, debido a las obras, se requerirá la apertura de 8.667 metros lineales de nuevos caminos y el reacondicionamiento de accesos y picadas existentes. Así como se prevé la construcción de un edificio para mantenimiento, playa de estacionamiento, playa de maniobra, playa para la línea de alta tensión 132 kv y servicios anexos que impactarán en el paisaje y la calidad visual del lugar

Beneficios del proyecto

Según YPF, las ventajas de la inversión tienen que ver con la capacidad de producción de energía y el ahorro que se podrá hacer en gasoil y gas natural. Respecto de la capacidad, la empresa informó que el beneficio tiene que ver con la energía que se puede generar en relación a la energía que podría alcanzarse si el viento moviera a los aerogeneradores todo el año a la potencia ideal.

El miércoles 1° y jueves 2 de noviembre se realizaron las Segundas Jornadas Nacionales de actualización sobre los desafíos futuros de las energías renovables y la generación distribuida, organizadas por el WEC Argentina, en conjunto con la Escuela Superior Técnica, la Universidad de la Defensa Nacional, y la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER). El evento contó con la participación de destacados disertantes del ámbito nacional e internacional, abordando los aspectos técnicos y regulatorios de la generación distribuida en el contexto argentino, así como su integración en el sistema eléctrico nacional.